Aráoz 2380 C1425DGJ  

CABA, Buenos Aires, Argentina

15 y 16 de agosto de 2017
  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Círculo gris
  • YouTube - Grey Circle
Prevención

No se pueden prevenir todos los cánceres de pulmón. Sin embargo, usted puede tomar medidas que puedan reducir su riesgo, tal como cambiar los factores de riesgo que sí puede controlar.

 

Manténgase alejado del tabaco

La mejor manera de reducir su riesgo de cáncer de pulmón es no fumar y evitar el humo de las personas que fuman.

Si deja de fumar antes de que surja el cáncer, el tejido dañado de sus pulmones gradualmente comenzará a repararse por sí solo. Sin importar la edad o el tiempo que haya fumado, el dejar de fumar puede reducir su riesgo de cáncer de pulmón y ayudarle a vivir más tiempo.

Evite el radón

El radón es una causa importante del cáncer de pulmón. Usted puede reducir su exposición al radón mediante pruebas y tratamientos que puede solicitar que le hagan a su casa, si es necesario.

Evite o límite la exposición a químicos que causan cáncer

Además, puede ser útil evitar la exposición a los productos químicos que se saben causan cáncer en el lugar de trabajo y en cualquier otro lugar. Las personas que trabajen donde estas exposiciones son comunes deben tratar de mantener la exposición a lo mínimo siempre que sea posible.

Coma alimentos saludables

Una alimentación con muchas frutas y vegetales también puede ayudar a reducir su riesgo de cáncer de pulmón. Cierta evidencia sugiere que una alimentación con muchas frutas y vegetales puede ayudar a proteger contra el cáncer de pulmón tanto a los fumadores como a los no fumadores. No obstante, cualquier efecto positivo de las frutas y los vegetales en el riesgo de cáncer de pulmón sería mucho menor que el riesgo aumentado causado por el hábito de fumar.

Algunas personas que padecen cáncer de pulmón no tienen ningún factor de riesgo claro. Aunque se sabe cómo prevenir la mayoría de los cánceres de pulmón, hasta ahora desconocemos cómo prevenirlos todos.

Fuente: American Cancer Society | Este sitio fue desarrollado con el apoyo de Bristol Myers Squibb