PREVENCIÓN PRIMARIA PARA CUALQUIER TIPO DE CÁNCER

La incorporación de hábitos saludables reduce hasta un 40% las posibilidades de contraer cualquier tipo de cáncer:

  • Tener una alimentación saludable, incorporando frutas, verduras y cereales a la dieta regular.

  • Evitar excesos de peso.

  • Realizar actividad física regularmente.

  • No fumar.

  • Consumo responsable de alcohol.

PREVENCIÓN PRIMARIA PARA EL CÁNCER DE PIEL

El cáncer de piel puede prevenirse incidiendo sobre el principal factor de riesgo, que es la exposición a los rayos ultravioletas. Por ello, es importante, desde la infancia, cuidar la piel de la exposición prolongada a la luz solar y usar protectores solares cuando no podemos evitar la exposición.

Hay cosas que podemos hacer para evitar el riesgo de tener cáncer de piel:

  • Protegerse todo el año de la exposición solar.

  • Evitar exponerse al sol entre las 10 y 16 hs.

  • Refugiarse en la sombra.

  • Cubrirse con ropas, sombreros y anteojos de sol.

  • Los bebés menores de 1 año, deben evitar completamente la exposición solar.

  • No utilizar camas solares.

  • Utilizar protector solar mayor a 30 FPS (aplicar media hora antes de la exposición solar y renovar cada dos horas o luego de meterse al agua).

PREVENCIÓN SECUNDARIA

  • Realizarse el autoexamen de la piel, preferentemente una vez al mes.

  • Visitar al dermatólogo regularmente.

  • Concurrir al médico inmediatamente si nota alguna mancha extraña en la piel o un lunar de distinto color, forma o tamaño.

Prevención

Aráoz 2380 C1425DGJ  

CABA, Buenos Aires, Argentina

15 y 16 de agosto de 2017